INICIO »  COMUNICACIÓN »  NOTICIAS »  UNIDAD DE APARATO DIGESTIVO Y ENDOSCOPIA

UNIDAD DE APARATO DIGESTIVO Y ENDOSCOPIA

22/12/2017

El Dr. Juan J. Vila, Especialista en Aparato Digestivo y Endoscopia en el Hospital San Juan de Dios, ofrece las recomendaciones para evitar síntomas digestivos y molestias asociadas a la ingesta excesiva en las próximas fiestas navideñas.

El desarrollo de síntomas digestivos y molestias, coincidiendo con las próximas fechas navideñas, son muy frecuentes.Comidas copiosas y con una mayor cantidad de calorías o grasas, unido a la presencia de alcohol, cafeína o tabaco, puede dar como resultado un cuadro de sensaciones poco agradables desde el punto de vista digestivo.

El Dr. Juan J. Vila, Especialista en Aparato Digestivo y Endoscopia en el Hospital San Juan de Dios, apunta los síntomas digestivos que se desarrollan con mayor frecuencia en relación a esta sobreingesta,que “son dolor o molestia a nivel epigástrico, pesadez gástrica tras las comidas, saciedad precoz y acidez asociada o no con reflujo ácido gastroesofágico”. Todos estos síntomas forman parte de lo que médicamente se conoce como “dispepsia”.

El Dr. Vila recuerda que “la dispepsia puede ser debida a una lesión en el tracto digestivo alto, en cuyo caso se conoce como dispepsia orgánica (úlcera gástrica o duodenal, esofagitis péptica, duodenitis erosiva, etc.), pero más comúnmente, la aparición de síntomas dispépticos no está asociada a ninguna lesión orgánica, en cuyo caso se conoce como dispepsia funcional”.

El tipo de síntoma que se desarrolla no permite distinguir con fiabilidad que tipología de dispepsia afecta al paciente, si ésta es orgánica o funcional, por lo que “ante la reiteración de síntomas es recomendable consultar médicamente para valorar la importancia de la clínica y realizar un estudio diagnóstico”.

Atendiendo a datos estadísticos, el Dr. Vila precisa que “el 75% de los pacientes estudiados no presentan patología que pueda justificar los síntomas, y en estos casos se realiza el diagnóstico de dispepsia funcional”.

Una afección común

La dispepsia funcional es muy prevalente y está considerada una enfermedad de aparición casi exclusiva en países avanzados donde “puede llegar a afectar hasta un 20% de la población”.

El doctor afirma que “es una patología benigna, que no afecta a la supervivencia y en ningún caso implica el desarrollo de enfermedades malignas, pero que afecta sustancialmente a la calidad de vida de los pacientes que sufren los síntomas”.

Numerosos estudios realizados relacionan el tipo de comida ingerida con la aparición de síntomas dispépticos: “en un reciente estudio suizo, afirma Vila, se ha visto que consumir comidas con alto contenido calórico, típicas de estas fechas, se asocia a un mayor riesgo de aparición de síntomas dispépticos y reflujo gastroesofágico. Con datos de este y otros estudios, podemos afirmar que la ingesta de grasa aumenta la sensibilidad a la distensión gástrica y hasta en un 40%, la aparición de síntomas de reflujo gastroesofágico”.

Otro factor incidentees el incremento en el consumo de alcohol: “el efecto del alcohol en la función digestiva es más complejo. El alcohol enlentece el vaciado gástrico e incrementa el reflujo gastroesofágico, sin embargo estudios en los que se ha valorado su efecto en la digestión, no han demostrado que su ingesta incremente la sensación de pesadez y la disminución del apetito en comparación con el efecto de bebidas no alcohólicas”

Estos datos concuerdan con la evidencia de que “una comida acompañada con una bebida alcohólica como el vino, hace que sea más fácil y más satisfactorio comer más de lo que deberíamos, llevando a ingerir un exceso de energía de hasta el 30%”, dice Vila.

Consejos para aliviar los síntomas dispépticos

En cuanto a las medidas que pueden aplicarse para aliviar los síntomas dispépticos, según el especialista, se encuentran las siguientes: “comer sin prisa y masticar convenientemente cada bocado, evitar las bebidas con gas, no hacer comidas demasiado copiosas ni demasiado grasas, evitar o disminuir el consumo de alcohol, tabaco y cafeína, y para los más jóvenes, evitar el consumo excesivo de golosinas”.

Por otra parte, “hay determinados alimentos que pueden asociarse a una peor tolerancia digestiva al aumentar la producción de gas intestinal, como son las alubias, cebolla, apio, zanahoria, uvas pasas, ciruelas pasas, plátanos, albaricoques, coles de Bruselas, germen de trigo, col, repollo y nuevamente, la cafeína y el alcohol”.

Además de las recomendaciones dietéticas previas, es muy recomendable realizar ejercicio físico entre 20 y 60 minutos durante 3 a 5 días semanales, siendo una buena opción el hacer un paseo diario de alrededor de una hora.

Cuando todas estas medidas son insuficientes para controlar los síntomas, no queda más remedio que tomar medicamentos “protectores” gástricos, siendo uno de los más comunes el omeprazol, o medicamentos procinéticos que ayuden a mejorar el vaciamiento gástrico. Estos medicamentos deben ser pautados por un médico.

La moderación en la ingesta de comidas demasiado copiosas o grasas, alcohol, tabaco y la elección de determinados alimentos, puede hacer que estas fiestas sean mucho más agradables desde el punto de vista digestivo.

Volver al listado »

PAMPLONA

Hospital San Juan de Dios Pamplona
C/ Beloso Alto 3. 31006 Pamplona (Navarra)
hsjdpamplona@ohsjd.es
Centralita: 948 23 18 00
Consultas externas: 948 29 06 90

TUDELA

Unidad Asistencial San Juan de Dios de Tudela
C/ Torre Monreal 13. 1ª planta. 31500 Tudela (Navarra)
hsjdtudela@ohsjd.es
Centralita: 948 41 40 31