Historia

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una de las mayores organizaciones internacionales de cooperación sin ánimo de lucro del mundo. Se trata de una institución que forma parte de la Iglesia y por tanto, distinta a las Organizaciones No Gubernamentales.
 
La realidad actual se visualiza a partir de centros, fundaciones y comunidades de religiosos. Se trata de centros plurales con un compromiso social compartido con muchas otras Instituciones de carácter público, eclesial o privadas con las que existe una afinidad en la motivación y una visión compartida.


San Juan de Dios (1495-1550)

La tradición sitúa su nacimiento en Montemos-o-Novo (Portugal) en 1495, si bien se cree que pronto se trasladó a España hospedándose en Oropesa (Toledo) en donde se dedicó al cuidado y pastoreo de ganado. Éste fue su primer oficio.

En dos ocasiones sale de allí para enrolarse en la vida militar, iniciando un proceso de búsqueda que le lleva a regresar a Portugal para después trasladarse a Sevilla y de allí pasar al Norte de África. La etapa más inicial en su vida es confusa y se dispone de pocos datos, si bien se intuye una actitud de búsqueda y el inicio de actos de solidaridad y generosidad a partir de su encuentro con situaciones de personas necesitadas.

En 1538 vuelve a la Península y se instala en Granada. Ejerce el oficio de librero que en la época suponía la vida de contacto en la calle y su contacto con libros de tipo religioso.

El 20 de enero de 1539, tras asistir a la Ermita de los Mártires y escuchar la predicación de Juan de Ávila, se pone en evidencia su proceso de conversión. Una fuerte reacción de disconformidad ante lo que veía en la calle, la pobreza y el sufrimiento de muchas personas. Su enajenación es tomada como locura y es recluido en el Hospital Real de Granada donde, tras contemplar el trato y situación de los enfermos, intuye su gran aportación y pide a Dios que cuando salga pueda disponer de un Hospital donde las personas reciban otro tipo de trato.

Con el apoyo y acompañamiento de quien fue después San Juan de Ávila empieza a perfilar su acción hospitalaria, recogiendo y atendiendo a cuantos encuentra en la calle. Los recursos con los que cuenta son su propia persona y las limosnas que consigue de las buenas gentes al grito de su lema:

“Hermanos, haceos bien a vosotros mismos”

Era el convencimiento de que al ayudar al otro uno se ayuda también a sí mismo.

Su obra caló con rapidez y su estilo de atención a las personas enfermas y desvalidas suscitó que surgieran otras personas que se adherían a su labor, fueron sus primeros compañeros.

La obra inicial de Juan de Dios, la podemos sintetizar en los siguientes puntos:

  • Desde una especial sensibilidad humano-cristiana y social, sale al encuentro de las personas necesitadas.
  • No pone condición alguna para su asistencia, actuando con absoluta universalidad. Todo necesitado tiene derecho a ser atendido.
  • Desarrolla una asistencia cualificada, incorporando criterios y métodos de atención pioneros en la época, lo que llevó a algunos historiadores a considerarlo uno de los creadores del hospital moderno.
  • Solicita recursos a toda la sociedad, sin distinción. Solidaridad sin fronteras.
  • Aglutina a un grupo de personas que le ayudan y dan continuidad a su obra.
  • En todo ello, existe un hilo conductor claro: la atención integral a las personas enfermas y necesitadas, respetando su dignidad y defendiendo sus derechos.

 

PAMPLONA

Hospital San Juan de Dios Pamplona
C/ Beloso Alto 3. 31006 Pamplona (Navarra)
hsjdpamplona@ohsjd.es
Centralita: 948 23 18 00
Consultas externas: 948 29 06 90

TUDELA

Unidad Asistencial San Juan de Dios de Tudela
C/ Torre Monreal 13. 1ª planta. 31500 Tudela (Navarra)
hsjdtudela@ohsjd.es
Centralita: 948 41 40 31