Unidad de Hospitalización y Rehabilitación

La Unidad de hospitalización, creada en 2008, tiene una capacidad para 20  pacientes (18 habitaciones individuales y una doble) para la atención de pacientes de Cuidados Paliativos, Medicina Interna y Psicogeriatría.

La actividad que realiza está concertada con el Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea y los pacientes proceden principalmente del Hospital Reina Sofía de Tudela, Centros de Atención Primaria de la zona y Complejo Hospitalario de Navarra.

La unidad participa en programa de Ortogediatria del Hospital Reina Sofía de Tudela.

AN8Y9031

El Equipo de atención hospitalaria está formado por especialistas en medicina, enfermería y cuidados auxiliares de enfermería, rehabilitación, fisioterapia , terapia ocupacional y psicología.

Actúan también profesionales de trabajo social,  servicio de atención espiritual y religiosa, y el equipo de voluntariado.

A estos servicios se une la atención prestada por un médico geriatra del Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea y una psicooncóloga de la Asociación Española Contra el Cáncer.

¿Qué pacientes pueden ingresar en la Unidad?

Los pacientes que atiende esta Unidad responden a distintas patologías. Los criterios clínicos para el ingreso son:

  • Cuidados Paliativos. Distintos diagnósticos no susceptibles de tratamiento activo específico con intención curativa y/o situación final de la vida.
  • Interna y Geriatría: crónicos, pluripatológicos, patología geriátrica avanzada, enfermedades neurodegenerativas.
  • Motivo específico concreto: síntomas no controlados, cuidados de enfermería no realizables en domicilio, etc.
  • Rehabilitación y convalecencia de pacientes postquirúrgicos, ICTUS  y procesos agudos médicos de larga duración.
  • Pacientes con problemática social antes de una ubicación definitiva.

Estancia en el Hospital y continuidad de cuidados

sala de rehabilitación

La Atención en el Hospital no suele tener una duración prefijada, pero se centra en el tiempo que se precise para controlar el problema que motivó el ingreso.

El paciente y su familia serán atendidos por el equipo interdisciplinar.

Es primordial mantener la  coordinación entre los diferentes niveles asistenciales.  La comunicación con su médico y su  enfermera de Atención Primaria. Si es necesario en caso de alta se activa un seguimiento específico por unidades de cuidados paliativos domiciliarios (ESAD), apoyados por psicólogos (EAPS).