prueba medica

3 de marzo: Día Nacional de la prevención de las Enfermedades Venosas

3 Mar 2017 Noticias

El Dr. Jiménez Arribas ha realizado una evaluación preventiva y ha recordado que el 30% de la población sufre esta patología, en muchos casos no diagnosticada 

Hoy 3 de marzo  se conmemora el “Día Nacional para la Prevención de las Enfermedades Venosas”. El Dr. José Manuel Jiménez Arribas, especialista de Angiología y Cirugía Vascular en el Hospital San Juan de Dios, ha realizado durante toda la mañana un diagnóstico gratuito con ecografía doppler en color, para valorar el estado de los sistemas venosos superficial y profundo.

Jiménez Arribas ha recordado que “esta  jornada  trata de concienciar a la sociedad sobre el impacto que tienen estas patologías en la calidad de vida y la importancia de acudir al médico cuando se detectan los primeros síntomas de la enfermedad para prevenir así un empeoramiento”.

El 30% de la población presenta este problema de salud y de estos casos, el 50% corresponde a mujeres, pero esta prevalencia no impide que la insuficiencia venosa sigua siendo una enfermedad infravalorada, incluso por los propios pacientes, y no diagnosticada en un alto porcentaje de los casos.

Algunos datos sobre la enfermedad

La insuficiencia venosa es la incapacidad que tienen las venas de las extremidades inferiores para conducir la sangre desde éstas hasta el corazón. La razón es el fallo de las válvulas que se encuentran en el interior de las venas, lo que puede producir hinchazón y dificultades en la circulación.

Los síntomas que hacen pensar en la presencia de esta dolencia son cansancio de las piernas acompañado de calambres y hormigueo, así como la aparición de pequeñas venas azuladas (telangiectasias) y venas dilatadas de cierto calibre (varices).

Los factores que inciden en esta patología son llevar una vida sedentaria con estancias prolongadas de pie o sentado, el aumento de peso, el tabaco o la  ingesta de alcohol, así como el estreñimiento, etapas de la vida como embarazo, menopausia y envejecimiento, e incluso la toma de determinados medicamentos. Asimismo, existe un importante factor hereditario.

La mejor forma de evitar esta patología es su prevención.  Y es muy importante una pronta  y correcta valoración por parte de un especialista en Angiología y Cirugía Vascular para evitar problemas posteriores.

Decálogo para prevenir

1. No permanecer de pie, quieto o sentado largos periodos de tiempo: trate de mover con frecuencia los pies y las piernas, realizando giros con los tobillos. Levántese del asiento con frecuencia y ande unos cuantos pasos.

2. Piernas arriba: si trabaja sentado con el ordenador,  utilice un reposapiés y  al dormir, eleve las piernas unos 15 centímetros.

3. Ejercítese cada día: es eficaz para mejorar la circulación venosa. Caminar, nadar, bailar o pedalear son una buena opción.

4. Aplique ligeros masajes en piernas y tobillos: en posición de tumbados, podemos masajearnos las piernas desde los pies hasta los muslos.

5. Mejor ducha que baño: podemos activar la circulación alternando ducha no excesivamente caliente (38º como máximo) con ducha fría en las piernas. Al finalizar, aplicamos agua fría a las pantorrillas en sentido ascendente para aliviar la sensación de pesadez.

6. Evite la ropa ceñida y utilice calzado cómodo y fresco. Pregunte a su médico sobre el uso de medias de compresión.

7. Evite los ambientes demasiado calurosos y las fuentes de calor (saunas, depilación caliente, el sol en las piernas, etc.)

 8. Cuidado con su alimentación: sobrepeso y estreñimiento pueden afectar a la circulación.  Practique una dieta rica en fibra, frutas, verduras y cereales.

9. Cuidado con el tabaco y el alcohol: debemos mantener unos hábitos sanos.

10. Consulte a su médico para obtener un diagnóstico correcto y una orientación.

Search

+
Hospital San Juan de Dios Pamplona