Un trabajo para mejorar el proceso quirúrgico

28 Abr 2022 Noticias

Las enfermeras Ana Berástegui y Alexia López presentan un poster sobre “Hipotermia perioperatoria en el paciente adulto” en el XVI Congreso Nacional de Enfermería Quirúrgica.

Ana Berástegui y Alexia López, enfermeras del área de Cirugía del Hospital San Juan de Dios de Pamplona han presentado un poster titulado “Recomendaciones basadas en la evidencia sobre la hipotermia perioperatoria en el paciente adulto”, en el XVI Congreso Nacional de Enfermería Quirúrgica que se celebra en Baluarte.

Los objetivos de su trabajo se centran en el estudio de la hipotermia perioperatoria, una circunstancia que las autoras consideran que puede pasar “inadvertida” y que califican como “el evento quirúrgico no deseado más frecuente y que puede desencadenar efectos fisiológicos en los pacientes pudiendo provocar una mayor morbimortalidad postoperatoria”.  Este fenómeno se da cuando la temperatura central es inferior o igual a 36ºC. y “se trata de un acontecimiento grave muy común que pueden sufrir los pacientes si no tomamos las medidas adecuadas para prevenirlo y tratarlo”. Las autoras consideran que este es “un parámetro fisiológico muy poco valorado y su monitorización está infrautilizada. En la actualidad, apuntan, la importancia de la seguridad en los procesos quirúrgicos ha promovido numerosos proyectos y estudios para mejorar el control de las variables que intervienen en los resultados. Por ello, nuestro objetivo general es proponer unas recomendaciones basadas en la evidencia para su prevención y manejo”.

Como objetivos específicos, las enfermeras afirman que se han propuesto “evidenciar la prevalencia existente de hipotermia y determinar cómo influye en el paciente y observar las mejores herramientas existentes para su prevención y monitorización”.

Como resultado de su estudio e investigación, formulan “una serie de recomendaciones sobre el manejo de la temperatura intraoperatoria para estandarizar e implementar una guía de actuación”. Las recomendaciones presentadas citan la monitorización de la temperatura durante toda cirugía superior a 30 minutos, destacando la importancia de mantener la temperatura ambiental del quirófano por encima de los 21ºC, y recomiendan el precalentamiento con aire forzado y su instauración en el intraoperatorio, calificando esta medida como “de fácil manejo, bajo coste económico y su elevada eficacia”.  

Las conclusiones invitan a “estandarizar e implementar una guía de actuación para poder afrontar este problema. Es esencial revisar las causas de la hipotermia y las opciones que tenemos para prevenirla”, concluyen.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+
Hospital San Juan de Dios Pamplona